La masía

Descripción

A pocos quilómetros del bullicio de la ciudad, Mas del Sord descansa sobre un valle rodeado de viñedos y montañas. Se trata de un entorno natural excepcional, un auténtico remanso de paz.

El interior de la casa es cálido y acogedor, decorado con muebles cuidadosamente elegidos y destacable por su meticuloso proceso de rehabilitación; siempre procurando preservar el carácter rústico que nos define.

Los desayunos se sirven cada mañana de 9:00h a 11:00h. Y si lo prefieres… ¡Te lo servimos en la habitación!

Nuestros clientes disponen igualmente de la posibilidad de hacer uso de la cocina común, “El Celler”. Por ello, cada habitación tiene asignada una nevera donde almacenar sus comestibles. Asimismo, la casa también está dotada de servicio de bar-restaurante, piscina de agua salada, camas balinesas, zona de juego infantil, rincón para barbacoas, jardines, huerto, bicicletas gratuitas para explorar las inmediaciones, párking, conexión wi-fi, entre otros.

Y no sólo eso: su proximidad con las playas y calas de la Costa Dorada, así como los núcleos urbanos de Tarragona y Reus, hacen de la estancia en Mas del Sord una experiencia completa y acertada para todos los gustos.

 

Historia

La historia de Mas del Sord está largamente documentada, desde el 1286 se tienen las primeras referencias sobre su existencia, cuando su posesión recaía sobre el caballero Ferrer Gentil de la Selva.

El conjunto de edificaciones que conforman Mas del Sord han tenido una gran importancia en la construcción de la población a la que pertenece, pues ésta se constituyó a partir de la existencia de diferentes masías entre las que se encuentra como la más destacada. Fue muy importante su aportación de agua a los municipios colindantes, especialmente a partir de la construcción del pont vell en la época medieval. Igualmente, durante este periodo sirvió como casa de defensa a comerciantes y caminantes que sufrieron los ataques de forajidos que sacudieron la zona que hoy conocemos como el Baix Camp. 

Otro hecho relevante, es que, según textos antiguos, la casa estuvo habitada por miembros de la Orden del Cister «monjes de la estrecha observancia» conocidos también como de la Trapa (Sacer Ordo Cistersencis).

 

¡Conoce nuestro equipo!

Júlia
Ramon
Marta
Adela
Alba
Duc